¿Cuáles son las recomendaciones para el cuidado del cuero?

  • El cuero es un material natural muy noble y fuerte. Con los debidos cuidados, deberían durar por muchos años.
  • Todos los cueros sufren la humedad, sequedad, y otros agentes climáticos por lo que es necesario evitar la lluvia, productos abrasivos, alcohol y aceites.

  • Si tus zapatillas se mojan, coloca papel dentro de los mismos para absorber la humedad y nunca los seques con radiadores o estufas dado que una fuente de calor directa endurecería el cuero acortando su vida útil natural.

  • No exponer a lugares húmedos y cerrados, ya que puede resultar en el crecimiento de moho/hongos.

  • Nunca sumergir en agua y menos aun intentar lavar en un lavar-ropas.

  • Si el producto se ensucia, limpiarlo con una esponja levemente humedecida y en caso de ser necesario usar un poco de jabón neutro. Limpiarlo suavemente y no frotar con fuerza.

  • Nunca utilizar jabón de glicerina, limpiadores abrasivos, barniz, detergente u otros productos de limpieza, alcoholes o agua de amoniaco ya que sus daños son irreversibles.

  • Para que los cueros se vuelvan más resistentes al agua y la suciedad, podes optar por engrasar el cuero o tratarlo con algún bálsamo/acondicionador/crema para zapatos de cuero. Estos productos se comercializan en zapaterías y locales de reparación de calzado.